ticket-caisse.com Accélérateur de réussiteTicket Caisse
 Menu

EL RECIBO DE CAJA QUE MATA

Las pequeñas cosas de la vida son las mejores a veces...
Para todos los consumidores distraidos que no observan nunca su billete y las acciones de nuestros socios al reverso en su paso en caja, la vida a veces se hace de lección.
Por Marie, abril de 2005 - ¿y eso les hace reir?
Con respecto al autor
Nombre: Marie - 30 años (casi), aprovecho de mi vida de madre en permiso parental con mi enamorado y mis dos monstruos... Una pequeña vida (casi) tranquila que quiero bien compartir un poco con ustedes.

Los que lo conocen saben un poco que no estoy de la clase pendiente la colección de los bolsos... Tengo el sin embargo, que me sigue a veces cuando debo transportar mis papeles o mis medios de pago...
Un bolso negro, todo animal y probablemente no muy bonito, a creer del grimace de mi enamorado cuando ha descubierto mi hallazgo... ¡No muy bonito quizá pero es un bolso de mujer!

Teniendo tendencias "bordéliques" bastante pronunciadas, reconozco que hay toda clase de cosas, en el punto temer tener un accidente, que un posible socorrista se vea obligado ella a excavar y que ni siquiera encuentra mis papeles!!! se imagina la situación: ¡eso sería paquete, a pesar de todo!

Cuando paso realmente demasiado el pro'ximo tiempo mis asuntos, tengo escrúpulos y lo vacio. ¡Se me sorprende siempre, una vez el contenido extendido sobre la mesa, por el volumen de este montón!

Fue el caso ayer no más tarde que. Tomo el bolso, lo invierto, yo extiendo, y comienzo a hacer un primer tri visual bastante grueso, tomando cuidado de separar el papel, los productos perecederos, los papeles u otros documentos oficiales, todo ello con una mirada perforante y rápida...

Vuelvo a poner los chicles en su caja respectiva, lanzo los pañuelos no gastados pero tanto estropeados que son inserviables, vuelvo a poner las monedas en su sitio (tienen, yo son rico, en realidad!), releo las pequeñas palabras de Chouinette ("Madre, es el más bonito"), hago la cuenta de los favoritos y barettes (euh, 11... una marca!), vuelvo a poner los juegos de Crapouillot en su caja. Vengo al paquete de los papeles: ¡al cubo de basura los bares! ¡Los billetes de tarjeta bancaria también, desde el tiempo, se hacen los movimientos bancarios! ¿Y si observara a pesar de todo los recibos de caja? Se sabe nunca... ¡hay quizá garantías, con!

Me pongo a pelar los recibos de caja en diagonal... so'lo observo las sumas a dos cifras (en euros)... Nada de pasionante, que las trivialidades, verduras, frutas, leches se suceden... Hasta uno de los últimos billetes, uno d el más largo, doblado varias veces y cuya suma final se lee a tres cifras... Un billete de grandes ci Horror, desesperación, debo bien volverme evidentemente, la cajera mecanografió sobre las teclas 5 y 6 en vez del únicos 6 y me facturó 56 litros en vez de 6 litros de leche!!!

[ Vuelta ]



Référencement - Audit marketing - webmarketing JmtconseilsJmtconseils